La auténtica participación ciudadana en las decisiones que atañen a la morfología de los espacios comunes dentro de los conjuntos habitacionales tiene que pasar por procesos de democracia directa.
http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/5e341f56c569ba387c6f6be08ce0660a